Espere por favor
Clínica ANI - Atención Neurológica Integral Cali Teléfono 519 58 58

Transición a la adultez de los niños con trastorno del espectro autista

Los niños que tienen trastornos del espectro autista siguen aprendiendo y aprenden a manejarse a lo largo de su vida, pero la mayoría sigue necesitando algún tipo de apoyo.

Los adolescentes y adultos pueden tener dificultades para entender los cambios corporales, puede ser menor su tolerancia a las diferencias, y como las relaciones sociales se vuelven más complejas, los problemas de conducta se podrán complicar.

Es importante enfocarse en mejorar las oportunidades futuras del niño, como el estudio, el empleo, la independencia y los servicios de apoyo que le permitirán desarrollarse más fluidamente.

Las familias que trabajan en conjunto con los prestadores de salud desarrollan planes de tratamiento que mejoran la calidad de vida en el largo plazo de todos los involucrados.

El objetivo del tratamiento temprano permite a los niños:

  • Comunicarse mejor
  • Poder jugar con los demás
  • Desarrollar habilidades sociales
  • Reducir comportamientos no deseados como las conductas agresivas o repetitivas
  • Mejorar el aprendizaje
  • Sentirse seguros
  • Cuidar de su propio cuerpo

¿Cuál es la causa del trastorno del espectro autista?

Hay muchos factores que hacen que un niño tenga más probabilidades de tener un trastorno del espectro autista pero no se sabe exactamente cuál es la causa, puede tratarse de una mezcla de cosas diferentes que impactan la forma en que se desarrolla el cerebro antes de que nazca el bebé.

Puede ser causado por anomalías en la estructura o función del cerebro. Los escáneres cerebrales muestran diferencias en la forma y estructura del cerebro en niños con autismo en comparación con niños neurotípicos.

Los genes desempeñan un papel importante, muchas familias tienen un patrón de autismo o de discapacidades relacionadas; aunque no se ha identificado un gen que lo cause, se está investigando algunos segmentos irregulares de código genético hereditario.

También puede deberse a dificultades que se presenten durante el embarazo o el parto.

O a factores ambientales y biológicos como infecciones virales, desequilibrios metabólicos o exposición a algunas sustancias químicas durante el embarazo.

Si piensa que su hijo puede tener un trastorno del espectro autista o que puede haber un problema en la forma en que juega, aprende, habla o actúa, comuníquese con el médico de su hijo y coméntele sus inquietudes, o tráigalo a nuestra clínica para hacer una evaluación completa.

Colsulte con su médico antes de seguir cualquier tratamiento, para confirmar si es seguro y efectivo para usted y su familia. Esta información es sólo para orientación y educación.