Espere por favor
Clínica ANI - Atención Neurológica Integral Cali Teléfono 519 58 58

Neuropatía

Neuropatía

Daño a los nervios

La neuropatía es un daño de los nervios que puede presentarse como consecuencia de la diabetes, por lesiones traumáticas, infecciones, problemas metabólicos, por herencia o por exposición a toxinas.

Tipos de neuropatía

Puede ser de varios tipos

  • Mononeuropatía, cuando afecta un nervio, se denomina.
  • Mononeuropatía múltiple, cuando afecta dos o más nervios en diferentes.
  • Polineuropatía, cuando afecta muchos nervios.

Qué es la polineuropatía

Es la consecuencia del daño de los nervios, principalmente en las extremidades superiores e inferiores que se presenta comúnmente con sensación de hormigueo, dolor punzante o abrasador, pérdida de la sensibilidad en pies o manos. Deriva su nombre de que son muchos los nervios comprometidos en diferentes partes del cuerpo.

Es una enfermedad que requiere tratamiento y cuyo objetivo es controlar la afección que causa la neuropatía y aliviar los síntomas.

Síntomas de la polineuropatía

Estos son algunos de los síntomas de la polineuropatía:

  • Aparición gradual de entumecimiento, hormigueo o cosquilleo en los pies o en las manos.
  • Dolor intenso, pulsátil, punzante, en las extremidades.
  • Debilidad muscular distal.
  • Perdida de coordinación y caídas.
  • Dolor durante la realización de actividades que no deberían causar dolor.
  • Sensación de estar usando guantes o calcetines cuando no es así

Cuando los nervios autónomos están afectados, los síntomas pueden incluir además los siguientes:

  • Intolerancia al calor.
  • Sudoración excesiva o no ausencia de sudoración.
  • Problemas intestinales, vesicales o digestivos.
  • Cambios en la presión arterial que generen mareos o vértigo.

Debes buscar atención médica si notas hormigueo, debilidad o dolores inusuales en las manos o en los pies. El diagnóstico y el tratamiento tempranos ofrecen mejores opciones para controlar los síntomas y permite evitar daños adicionales a los nervios.

Complicaciones de la polineuropatía

Las complicaciones pueden incluir lo siguiente:

  • Quemaduras y traumatismos cutáneos al no sentir los cambios de temperatura o dolor en las partes entumecidas.
  • Infección en los pies y en otras áreas que como carecen de sensibilidad pueden lesionarse sin saberlo.
  • Caídas ocasionadas por la debilidad y pérdida de sensibilidad o por falta de equilibrio.

Lo mejor es cuidarse siempre, nosotros usamos técnicas y aparatología de comprobada eficacia para disminuir el dolor y las alteraciones sensitivas de los nervios, permitiendo al paciente moverse con menos temor y más facilidad, mejorando su autonomía y su calidad de vida.

La actividad física es la mejor prevención de la neuropatía

Lo mejor es mantenerse sano o controlar las afecciones médicas preexistentes que nos ponen en riesgo, como la diabetes, el alcoholismo o la artritis reumatoide.

La participación periódica en actividades físicas moderadas puede retrasar el declive funcional de la polineuropatía y reducir el riesgo de progresión de los síntomas, por ello recomendamos los siguientes ejercicios.

  1. Acostados boca arriba descansamos los pies en el suelo y levantamos la cadera.
  • Hacer 4 series de 15 repeticiones.
  1. Fortalecer los gastronemios
  • De pie, apoyados en una silla o en la pared empinémonos.
  • Hagamos este ejercicio en 4 series de 15 repeticiones
  • Esto favorece el retorno venoso de los miembros inferiores y mejora la fuerza a nivel de los tobillos evitando así las caídas y lesiones de tobillo.
  1. Para disminuir el dolor y la sensación de hormigueo
  • Pongamos un paño con agua tibia sobre pies, piernas, manos u hombros durante 10 minutos, esto mejora la circulación local y mejora la sensación de hormigueo.
  1. Caminar combinando los pasos sobre una línea recta
  • Ayuda a mejorar el equilibrio y fortalece la confianza en sí mismo.

 

Tratamiento de la polineuropatía

La fisioterapia alivia el dolor

Existen varias terapias y procedimientos que pueden ayudar a aliviar los signos y síntomas de la neuropatía periférica, como son:

  • Estimulación nerviosa eléctrica transcutánea.
  • Intercambio de plasma e inmunoglobulina intravenosa.
  • Fisioterapia, sobre todo si tienes debilidad muscular, ayuda a mejorar el movimiento.
  • Puede requerir aparatos ortopédicos para las manos o los pies, un bastón, un caminador o una silla de ruedas.
  • Y finalmente, cirugía para reducir la presión de los nervios.

La fisioterapia es una gran aliada en el tratamiento de las neuropatías, pues permite mantener la movilidad, la fuerza, la estabilidad, el equilibrio y la coordinación mediante diferentes ejercicios.

 

Colsulte con su médico antes de seguir cualquier tratamiento, para confirmar si es seguro y efectivo para usted y su familia. Esta información es sólo para orientación y educación.